jueves, 24 de julio de 2008

Es en 2008 pero parece 1936: Sacerdote realizando el saludo fascista

El pasado mes de Junio se reunieron en Covaleda varias decenas de nostálgicos del franquismo para recordar los campamentos del Frente de Juventudes que se celebraban en dicha localidad soriana. Entre las fotos del acto, me ha llamado la atención esta:

El que aparece en el centro de la foto (al lado del joven de la bandera azul) es el sacerdote Joaquín Fernández de la Prida de Carlos, que ofició la misa del acto:


Este sacerdote se suele prodigar en actos convocados por grupos de ultraderecha o ultracatólicos:






Son imágenes que nos retraen a otra época:


Por cierto, el grupo también hizo una parada en mi pueblo:

6 comentarios:

AJEtv dijo...

Con todos los respetos, podría usted plantearte la cantidad de mártires de la religión que murieron saludando con el brazo al cielo. Suficientes como para que usted, sea libre de realizarlo o no, pero respete a católicos que decidan tomar su legado que aunque marginado sigue existiendo.

rojoscontraprogres.net dijo...

He visto tu entrada. Es inquietante que la todavía quede gente de esta calaña en la Iglesia. Mañana publicaremos en El Plural la segunda parte de esta historia. Enlazaremos tu blog que, por cierto, es todo un descubrimiento.

Un saludo, José María Garrido

MJS dijo...

ajetv, ¿estás pidiendo "respeto" para quienes toman el "legado" de asesinatos, "paseos", torturas, religión obligatoria, miedo y hambre durante 40 años de tiranía deshumanizada? Es pedir mucho, sobre todo a un país entero de víctimas de una minoría delincuencial. Es como pedir respeto a los nazis y al KKK, que son, mutatis mutandi, iguales a esta ralea.

Mikimoss dijo...

Es falso que los franquistas defendieran a los religiosos por el hecho de serlo. Defendieron al nacional-catolicismo, que es una ideología totalitaria, integrísta y retrógrada de la que participaba la mayoría del clero español que se alzó contra la legalidad republicana. Nada tiene que ver eso con el hecho de ser cristiano, pues más del 90 por ciento de los españoles de la época lo eran, y militaron en ambos bandos. No se puede mezclar religión con ideología. Lo que estos neofranquistas defienden no es a la religión católica, sino a una determinadad ideología que, entre otros muchos elementos fascistas, enarbola unos principios religiosos que, ademas, incumplen fragrantemente cuando de amar al prójimo se trata.

Félix Soria dijo...

Solo un matiz a propósito de ciertos comentarios, pues el post es correctísimo y para nada insultante ni irrespetuoso con la religión:
¡¡¡Ser católico no equivale a ser cristiano!!!
El catolicismo es una perversión del cristianismo.
Enhorabuena por el post.

samur dijo...

¿Y cuando pasaron por su pueblo a cuántos fusilaron y quemaron vivos? ¿Y acaso se fueron sin pagar de los bares y dejaron el pueblo lleno de basura?
No participo de las ideas de las personas que retrata ni me identifico con ellas, pero me temo que demonizarles como lo hace implica un odio muy muy similar al que quiere retratar que sienten los protagonistas de
esta entrada.